jueves, 7 de mayo de 2009

AH1N1


México, 3 May (Notimex).- Migrantes mexicanos en Estados Unidos
exigieron poner fin a la campaña que algunos comentaristas de radio y
televisión pretenden montar contra los inmigrantes, en torno al virus
de la influenza humana.
En un comunicado, la directora ejecutiva de la Coalición Pro
Derechos Humanos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA, por sus
siglas en inglés), Angélica Salas, calificó de "sinvergüenzas" a
comentaristas que han intentado vincular la enfermedad con los
migrantes.
Señaló a Michael Savage y Neal Boortz, Glen Beck de la cadena
Fox, la columnista Michelle Malkin y el grupo antiinmigrante
Americans for Legal Immigration por propagar comentarios racistas
contraproducentes a la salud pública.
Especificó que estos personajes actúan de manera dolosa,
malintencionada e ignorante, al pretender culpar a los inmigrantes
ilegales de la presencia del virus AH1N1, cuando lo que se necesita
es información veraz.
Indicó que todos los habitantes de Estados Unidos,
independientemente de su estatus migratorio, raza, posición social o
económica, necesitan información con bases científicas y soluciones
viables para protegerse de la enfermedad y no propaganda nociva.
En ese sentido, instó al gobierno de la Unión Americana a que
exija a estas personas a responsabilizarse por el daño que generan a
la salud pública, al difundir información falsa sobre el origen y la
transmisión de la enfermedad.
Consideró que hasta ahora, el Departamento de Salud Pública de
Estados Unidos ha actuado de manera responsable frente al mal, pero
poco ayudan "estos sinvergüenzas" que quieren culpar del problema a
los inmigrantes.
Ninguna evidencia existe, señaló Angélica Salas, de una relación
entre el estatus migratorio de las personas y la presencia de una
enfermedad. Por ello, quienes tratan de culpar a los inmigrantes,
deben asumir la responsabilidad de sus actos.
Recordó que los inmigrantes están tan preocupados como cualquier
otro ciudadano por la presencia del virus y están dispuestos -igual
que todos- a seguir las indicaciones de las autoridades para evitar
contagiarse.
Por ello, pidió que las comunidades de migrantes rechacen este
tipo de comentarios racistas y, en cambio, busquen información de las
autoridades de salud para evitar que se propague la epidemia.